Mantenimiento de piscinas

A todos nos encanta bañarnos en piscinas, especialmente en verano, pero a nadie le gusta mantenerlas. Esto no es solo una cuestión estética, sino también de salud, ya que puede ser un foco de infección si no mantenemos la piscina limpia. Para evitar esto, debemos tomar algunas medidas durante todo el año para ayudarnos a mantenernos limpios todo el año. En este artículo de Piscinas Desmontables te explicamos algunos consejos para el mantenimiento de la piscina.

Pasos a seguir:

En primer lugar, cabe señalar que para realizar el mantenimiento de la piscina y su agua, tenemos la opción de contratar un servicio con una empresa de mantenimiento y limpieza, o podemos optar por realizar el mantenimiento nosotros mismos con productos y herramientas adecuadas.

Además, debe saber que el mantenimiento de su piscina debe realizarse durante todo el año, esté o no en uso. Incluso en invierno, hay algunas consideraciones que se deben tener en cuenta, y puedes ver cómo mantener tu piscina en invierno en nuestro artículo.

Uno de los tratamientos más comunes para mantener tu piscina en perfectas condiciones es el uso de productos químicos que desinfectarán y mantendrán el agua en óptimas condiciones de limpieza.

De esta forma, debes asegurarte de que el pH del agua (nivel de acidez o alcalinidad) sea suficiente para evitar la proliferación de algas o daños en la instalación. Para ello, debes utilizar un controlador de pH y mantener el nivel entre 7 y 7,8.

Asimismo, el cloro te ayudará a mantener tu piscina limpia y transparente, así como libre de microorganismos. Si bien la cantidad de cloro a diluir depende de muchos parámetros (tamaño, calor, lluvia, etc.), a modo orientativo podemos decir que 20 gramos de cloro diluido por 15 metros cúbicos de agua son suficientes, cada 5 o 6 días. .

Los alguicidas pueden ayudarte a prevenir la aparición de estas desagradables plantas acuáticas en tu piscina. También querrá verificar la dureza del calcio para evitar que el agua se vuelva corrosiva cuando es demasiado baja, o para evitar la formación de incrustaciones cuando es demasiado alta.

Por otro lado, hay que mantener limpias las bolsas del skimmer para asegurar la circulación del agua fresca y con la ayuda de redes retirar hojas o cualquier tipo de suciedad que haya caído a la piscina.

Además de mantener el agua de la piscina, también es necesario cuidar y limpiar el fondo y las paredes de la piscina. Este proceso se puede realizar mediante limpiafondos manuales o mediante robots automatizados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad